Profundízate en 7 minutos

1) Encuentra tú por qué.

Antes de hacer algo, es importante que hayas establecido un por qué de las cosas. No sólo esta sencilla actividad te permitirá estar en el camino correcto, sino que te permitirá mantenerte allí. ¿Por qué hay compañías visionarias que se mantienen estables cuando las aguas se ponen turbias? Una cosa importante que estas empresas tienen en común es que poseen un propósito más elevado para su existencia que los beneficios que parecen estar persiguiendo.

El “por qué” es clave a nivel personal, también. Personas con metas tales como tener un gran salario no son siempre los que están más cerca de la satisfacción personal, pero los que tienen metas intrínsecas son siempre más felices.

Deja de hacer lo que estás haciendo y averigua la razón por la que lo estás haciendo. Esto te ayudará a establecer y cumplir metas significativas, organizarte mejor, e incluso sentirte más feliz.

2) Haz que el “trabajo”, sea lo que sea, venga primero.

Una vez que sepas lo que quieres lograr, hay que trabajar para conseguirlo. Coloca el foco en la calidad de tu trabajo y no en el resultado. Al convertirte en un siervo de la obra, adquieres naturalmente las “habilidades raras y valiosas,” que te hacen destacar.

Centrarte en la calidad del trabajo que realizas, invierte en el trabajo más que en el resultado, perfecciona tus habilidades y acumula horas de práctica necesarias para convertirte en indispensable.

3) Planea. Haz. Repite.

A veces tendrás que hacer un poco de planificación y un poco de recalibración también. Es aconsejable hacer las cosas, teniendo un sistema de confianza para organizar tu trabajo y revisarlo con regularidad, esto te ayudará a mantenerte comprometido en el camino. Esto permite crear planes de acción concretos que muevan tu proyecto hacia adelante. Pero al revisar tus planes, podrías encontrar algo inesperado: como resultado del trabajo que has hecho, lo que pensabas que era el siguiente paso ya no aplica. A veces el progreso no significa apegarse a un plan rígido, significa reescribirlo.

 inteli

4) Olvídate de “eficiente”.

En lugar de centrarte en pequeñas tareas como correos electrónicos o cosas triviales que no son de tu agrado, podrías hacer un mejor uso de tu tiempo centrándote en actividades exclusivas de tus talentos y hacer avanzar tus objetivos. El mismo consejo se repite en El Principio 80/20: si usas correctamente el 20% del esfuerzo obtendrás el 80% de los resultados. Enfócate en hacer las cosas bien y no ser uno más del montón.

5) Cuenta una buena historia.

Hoy en día, todo el mundo tiene que ser un vendedor. Incluso si no interactúas con los clientes, convencer a los demás contando una buena historia es parte de cada trabajo. Dados los hechos, es importante aprender a contar historias y vender tus ideas a los demás. Aprendiendo a escuchar las historias de una audiencia, al encuadrar tu visión para ellos, serás capaz de aprovechar sus necesidades y deseos, es una manera segura de obtener su apoyo. Una vez que aprendas podrás vender lo que sea a cualquier persona.

6) Cambia tus expectativas acerca de la creatividad.

La creatividad no funciona de la manera que tú crees que lo hace. Si quieres llegar a algo totalmente nuevo, necesitarás ser un poco más aventurero con lo que intentas.

Las ideas creativas son como los gatos. Puede ser que no venga cuando se le llama, pero si eres paciente y mantienes la puerta abierta para la oportunidad, van a pasear y encontrar el camino a tu regazo cuando estén listos.

7) Eres irracional, y eso está bien.

Tu lado racional podría ser capaz de tomar una decisión sobre lo que es mejor para ti, como evitar el azúcar o quitarte el hábito de fumar. A veces cuando viajas hacia un por qué, las cosas no podrían ir según lo planeado: tendrás obstáculos, e incluso tu propia irracionalidad puede salir a flote de vez en cuando. Pero si aceptas estas verdades como parte de tu proyecto y recuerdas divertirte, puedes comprometerte a corregir el plan después, la irracionalidad puede resultar refrescante y emocionante en lugar del fin del mundo. Acepta tu irracionalidad inherente y la de los demás.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s